lunes

Va a pasar esto también.

Sobre la cama de dos plazas sentada en el borde del colchón hundido por el peso del alma y la retención de angustias, ella cantaba you are the only exception, but darling you are the only exception. 
Del otro lado, mirando hacia la ventana él tarareaba cambiar es bien, aún sin amor, aún sin creer. 
La canción nunca fue la misma.

8 comentarios:

  1. Son ds, que nunca son uno más uno, y no se´, igual la cama está de más

    Buen texto. Un abrazo, Dana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cama sí, solo un detalle a esa altura.
      Muchas gracias!
      Abrazo.

      Eliminar
  2. ¿Es el principio de algo entre los dos?
    Me gusta como está escrito.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el final, aunque creo que nunca fue nada.
      Gracias!
      Besos.

      Eliminar
  3. ¿Nada de nada? ¿Ni siquiera un poco de sexo...?
    Que no pierdan más tiempo y que cada uno se vaya por su lado.
    Besotes, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya uno a saber! Capaz se fue desgastando. O nunca fue bueno...lo que sabemos es que fue.
      Besos, belleza.

      Eliminar
  4. El paso del tiempo hace que afloren melodías que las teníamos ocultas, pues nos recordaban amores idos o perdidos

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cosa loca de ponerle música a cada uno de nuestros estados.
      Me encanta.
      Besos.

      Eliminar