lunes

Stoner. John Williams

Cuando me preguntan: "qué querés que te regale para...tu cumpleaños, el día de la madre, Navidad", digo siempre lo mismo: LIBROS. Jazmines o fresias depende de la estación. Pero LIBROS siempre.
Este año mi hijo -con su papá de cómplice-, me regaló Stoner, una novela de John Williams.
Con una dedicatoria tan formal que da escalofríos de amor, mi pequeño caballero. Sin querer cae tan justa a esta novela.



Hace años que no leía un libro que me conmoviera tanto. Es uno de los mas lindos que tuve entre mis manos, sin lugar a dudas.
La historia (la pueden buscar en internet pero les hago un pequeño resúmen) de un joven granjero cuyos padres deciden mandar a la Universidad para que estudie agronomía y los ayude con el campo, y termina cambiando de carrera porque se apasiona con la literatura. 
La emoción en la historia es increíble por lo que logra el poder descriptivo de Williams, porque el personaje en sí es abrumador. 
Lo que transmite de Stoner es "sigue adelante" dentro de una vida monótona y rutinaria, llena de complicaciones, decepciones e infortunios. El autor en ningún momento te hace sentir agobiado por lo que vive este profesor, ni por cómo se maneja.
Esta novela se desarrolla a finales del Siglo XIX, Stoner es un hombre amargado, que se cuestiona si vale la pena vivir o no pero que no modifica para nada su destino. Que tiene un matrimonio infeliz, que cumple con sus rutinas seriamente, es callado y su existencia está cargada de sucesos desafortunados.
Esa es la fascinación que puede generar la simple historia de un profesor de literatura, no ofrecer resistencia. Para Stoner la vida sucede y ya.
Sin embargo la pasión está en pequeños actos, en algunos pasajes, en nuestra propia lectura.  

"El amor por la literatura, por el lenguaje, por el misterio de la mente y el corazón manifestándose en combinaciones minuciosas, extrañas e inesperadas de letras y palabras, en letra de molde negra y fría...comenzó a desplegar el amor que había escondido como si fuera ilícito y peligroso, al principio con timidez, luego con audacia, y al fin con orgullo."

Todo le costó mucho a Stoner, le costó el campo, la Universidad, agronomía, sus padres, literatura, sus compañeros. Le fue difícil su matrimonio, su hija, la relación con sus alumnos. Su motivación, el engaño. Renunciar al amor de una profesora joven que lo llenaba de vida por las apariencias, por los comentarios, por la reputación. Renunciar como si dejara un libro en el estante sabiendo que no lo tocaría nunca más. 
Y no dudó ni un instante en hacerlo, tal vez esto sea lo más asfixiante.

"Vivían en un mundo de penumbra al que llevaban lo mejor de sí mismos, de modo que al cabo de un tiempo el mundo exterior, donde la gente caminaba y hablaba, donde había cambio y movimiento continuos, les pareció falso e irreal. Sus vidas estaban nítidamente divididas entre esos dos mundos, y les pareció natural vivir así."

El proceso de Stoner era interno, está más que claro en el final. Recién en las últimas hojas se siente por fin la liberación de este personaje.

Me impactó tanto este libro, será que en esta época me cuestiono el sentido de todo lo que hago? 
Lo leería mil veces, de hecho ahora mismo me dieron ganas pero encontré en la biblioteca un Murakami sin abrir y además casi es 13, llegan más libros para mi.