lunes

#11

Estaba en una fiesta y un chico que se dedicaba a competir con veleros me invitó a salir.
"Te paso a buscar a las 10, vamos a comer y después no se, vemos." "Sí, dale."
Lo esperaba en el balcón, recuerden que mi casa no tenía timbre, llegó en un Citroen 3cv, una ranita! Color gris o celeste pastel o era amarillo patito?
Fuimos a comer a un lugar super caro de la Av. Libertador, hablamos mucho. No era mi estilo, era bueno, trabajador y educado. Tenía pelo corto y hacía deporte, pero la pasamos bien igual.
Donde vamos? Preguntó. 
Ay no se, me queres dejar en Paladium? No, no le dije no...tan mala onda no.
"No se, sorprendeme." Hoy pienso que es una palabra tremenda para una primera cita.
Subimos al auto y agarramos para el Abasto, cuando no era shopping, cuando no había tantas luces, ni torres frías y Coto tenía una carnicería nomas.
Cuando existía Babilonia.
Babilonia era originalmente un depósito de bananas y lo transformaron en una sala donde hacían obras de teatro, se escuchaba poesía, veías muestras. De noche, era llamado el Bronx porteño, ocurrían los mas maravillosos recitales.
Como el que me llevó a ver este muchacho que el rock and roll lo llevaba por dentro claramente.
Estacionó la ranita en la calle, fue a buscar dos vasos de plástico llenos de vino caliente, dio unos golpecitos en el capot para que me siente y disfrutamos en silencio de Divididos, cuando recién empezaban a tocar. 
Eramos menos de 100 personas sobre la calle Guardia Vieja.
Difícil superar esa noche. No lo vi mas.


Me devuelven a esa época?



7 comentarios:

  1. Me hiciste recordar ver a Calamaro en San Telmo y con mi hermano eramos unos 25. Y no exagero...

    Que jodida eras de pendeja jaja... Eramos todos asi a esa edad igual... Saludos 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa no era jodida!
      Yo recuerdo a Diego Torres en Roxy dando un recital para los que estábamos en la barra laburando...no se había quedado nadie!! Bailaba con los brazos en cruz, de un lado para otro los movía.
      Después: un éxito el tipito.
      Saludos!

      Eliminar
  2. ahhhh...
    aquellos antros...
    (o aquellos años?)
    a pesar de su tamaño (viste que los orientales somos muy parecidos pero en chiquito... todo chiquito nosotros), montevideo tuvo decenas de rincones memorables.
    esos arranques de bandas fueron increíbles...
    anduve por unos cuantos en mis jóvenes 16, cuando me decían bebé, je.
    chicos eléctricos, el peyote asesino, el darno (aunque el darno ya era famoso le gustaba la noche), el cuarteto de nos...
    abrazo!

    ps: y lo dejaste ir??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antros, años...
      Tengo que conocer Montevideo, es algo pendiente.

      ps: viste que en esa época era muy difícil ser estable?
      Abrazo

      Eliminar
    2. jajajajaja
      decímelo a mi....
      jajajajajjajajaja

      Eliminar
  3. A pesar de que era bueno, trabajador y educado la pasaste bomba, Dana.
    Besos.

    ResponderEliminar