miércoles

#9

Bueno, esto es así. O escribo cada muerte de obispo o seguidito seguidito.
Vacaciones con un niño pre adolescente, es muy difícil encontrar lugares para ellos, que se copen. Lo llevé al Palais de Glace que exhibe hasta agosto Los Ángeles de Charly, muestra fotográfica de Andy Cherniavsky, Hilda Lizarazu y Nora Lezano.
Demás está decir que la muestra es genial y gratis. Vayan, vean, disfruten.
Pero el tema de esta entrada es otro.



El Zorrito.
Una noche de baile fuimos con mis amigas a El Ángel. 
Estaba en el cine Los Ángeles de Av. Corrientes y Callao, antes de que se convirtiera en local de hamburguesas. Sí, ahí ví Dumbo entre tantas otras, de pequeña.
No estaba tan bueno como boliche, pero tenía un escenario, balcones y a Pablito Ruiz dando vueltas siempre.
Esa noche Charly se subió al escenario y tocó su versión del himno. Desde el balcón veía al Zorrito en primer plano. Estaba hasta las manos con él (capaz me van sacando los gustos no?).
Cuando terminaron corrí escaleras abajo y me lo choqué de frente. El sonrió y ahí mismo le dije que era hermoso. No, dijo. Que va a contestar?
Que sí que no, que sí que no...beso 1, beso 2 beso etc., teléfono, abrazo. Nos vemos.
Lo llamé un montón de veces, hablaba con su mamá, lo ví tocar en varios lugares. En fin, era una groupie cualquiera.
Hasta que se me pasó, porque todos crecemos en algún momento.


12 comentarios:

  1. lo encontré!
    yo sabía que lo habia contado...
    en casa la groupie era z

    https://detodounpocounpocodenada.blogspot.com.uy/2011/10/la-humildad-de-un-grande.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen esposo que no comparte!
      Ahora, las anécdotas que tendrían para contar en cada reunión familiar si hubieses entregado a tiempo.
      Caetano... oh por dió.

      Eliminar
  2. Se crece, pero esos recuerdos quedan como algo agradable que nos dio alegría.
    Besos, Dana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crecer crecí, no se si maduré...(shhh mi familia va a decirte que no)
      ;)

      Eliminar
  3. Crecemos pero nos quedan historias geniales para escribirlas en servilletas o hacerlas entradas del blog. Lo loco de recordar y escribir este tipo de cosas es el remolino de emociones que conlleva.
    Gustazo encontrarte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, te revolea por todas las emociones conocidas. Pero está buenísimo recordar.
      Gracias por tu comentario.
      Placer recibirte!
      Beso!

      Eliminar
  4. me quedé pensando...
    crecemos?
    saludos
    peter pan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo crecí. Se me han ensanchado las caderas, tengo algunas arrugas, canas. Eso es crecer de cuerpo. Lo demáa lo dejo a tu criterio...ya me leíste suficiente como para hacerte una idea.
      Eso sí, no mas Campanita.
      Saudos Peter, Wendy.

      Eliminar
    2. jajajaja
      una vez escuché al cuino scornik decir:
      nosotros no envejecemos, ganamos elegancia...
      no engordamos, nos dejamos la panza!

      Eliminar
    3. Interesante forma de negar lo que hay, f.
      Algún día todos nos aceptaremos como somos.
      Y dejaremos el país del Nunca Jamas y nos despediremos de nuestros amigos Los Niños Perdidos con un apretón de manos.
      Y Campanita será una persona real con panza y canas que reparta volantes en la Av. Corrientes o su similar del otro lado, donde Ud. está.

      Eliminar
    4. https://www.youtube.com/watch?v=Seg6joy5nDU

      somos lo que somos... inclasificables...

      un tipo que empezó a perder el pelo a los 16
      chueco, con unas costillas sin extracción para eva,
      y con los pelos que se le cayeron de la cabeza pegados en los hombros...
      si no se acepta como es va muerto!
      :S

      Eliminar
    5. Jaja sos lo mas f
      Es muy bueno este intercambio.

      Eliminar