miércoles

Hoy

No puedo ser otra cosa que lo que ves hoy.
No puedo darte más de lo que tengo en este momento.
Aprendí a gustar del presente.
No más expectativas.
Ni futuros programados.
Ni promesas.
Acepté que el modo no es en espera constante
con ansiedad
con incertidumbre
con malestar.
Acepté.
Quiero jugar
quiero sentir.
Las cosas se darán en el momento justo
el lugar indicado y
las circunstancias correctas.
Ya veremos.

3 comentarios:

  1. Muy bien, Dana, esa forma de tomar la vida, de encarar lo que va sucediendo es muy sabia y una recomendación para salir del estrés que produce estar pendiente de expectativas.
    Un abrazo, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella, es muy buena técnica respirar profundo cuando empezamos a acelerarnos con lo que vendrá.
      Otro para vos! :)

      Eliminar
  2. Me va de perlas tu poema, llevo meses dándome contra la pared hasta finalmente llegué a esta epifanía de aprender a vivir en el presente un poco más. Gracias por ponerlo en palabras.

    Besos :)

    ResponderEliminar