miércoles

Hoy

No puedo ser otra cosa que lo que ves hoy.
No puedo darte más de lo que tengo en este momento.
Aprendí a gustar del presente.
No más expectativas.
Ni futuros programados.
Ni promesas.
Acepté que el modo no es en espera constante
con ansiedad
con incertidumbre
con malestar.
Acepté.
Quiero jugar
quiero sentir.
Las cosas se darán en el momento justo
el lugar indicado y
las circunstancias correctas.
Ya veremos.

viernes

Dame fuego.

Hay algo mas eléctrico para dos cuerpos que se buscan que un acercamiento lento, un contacto breve, un roce de miradas, el dedo arrastrándose por el brazo, ese perfume despiadado que intoxica? Qué hace mas cortocircuito sanguíneo que una mirada profunda -que atraviesa paredes-, que una palabra susurrada al oído en un pasillo a media luz?
Así me está dejando el japonés.
Murakami me sorprendió, es la primera vez que percibo erotismo en sus cuentos. Tal vez en los libros anteriores lo haya pasado de largo, vaya a saber. Van tres historias que leo de El elefante desaparece donde noto que usa cierta fuerza sexual. Real, directa y sensual. Aún me faltan un par de cuentos mas pero qué calor Murakami!!
Me sorprendo gratamente cuando leo algo que me saca de lo que imagino voy a encontrar en ese libro.
Leí Las piadosas de Andahazi sabiendo que me esperaba, había leído El anatomista claro, que me gustó mas. No viene al caso pero tremendo quilombo se armó por este titulo, hoy en día es una pavada al lado de lo que se ve y lo que se lee. En fin.
Volvamos, cuando te están contando de un señor cualquiera que de pronto escribe una carta por su trabajo y termina proponiendo sexo con descripción precisa...Oh sí! Sorpresa!
Cuando termine el libro vemos si valió la pena.
Mientras tanto vamos a calentarnos mas que viene el fin de semana, aprovechemos que bajó la térmica en Buenos Aires.
Au revoir.

martes

Corazón electrónico.

Dicen que el amor quita el aire,
que suaviza las facciones,
que te hace caminar aunque vueles,
que te ilumina.
Dicen también que te convierte en
zombie, que según la ocasión
comes mucho o poco.
Que es música ambiental
que suena sin parar,
que tiene el don de
curar cualquier mal de
tu vida cotidiana.
Dicen además, que el amor
te hace
ofrecer algo más todo el tiempo.
Te llena la cabeza de pajaritos
y cruzas la calle sin mirar,
te distrae en tus tareas,
relojeas la pantalla del celular
un promedio de diez veces por hora.
Chequeas volumen, ringtone, conexión 3G,
todo por amor.
Oh el amor en otoño que te hace soñar despierta,
que te levanta con calor y mejillas
coloradas.
Dicen que es el mejor invento.
El love you al final de la carta, con smiles y miss you,
the power of love, corazoncito electrónico.
Dicen.


Una escritura vieja.

Sigue haciendo eso el amor?
Sigue siendo mas fuerte?
Sigue provocando accidentes?



lunes

Qué tren?


El andén estaba lleno de gente porque es un clásico que haya demora hacia Retiro a las nueve de la mañana desde zona norte y la gente se acumule hasta el borde.
Y claro que cuando el tren llegó venía hasta las manos, por no decir hasta las pelotas porque no corresponde.
Al lado mío había un joven, un poco mas joven que yo, que no era lindo pero lo llevaba de bien...
Cuando la puerta se abrió  nos dimos cuenta que ibamos a tener que hacer un poquito de presión para entrar y yo dudé.
El me miró fijo y preguntó: "Podes?"
"Si, gracias."

Boluda! -me gritó una amiga desde el otro lado del teléfono- Qué te costaba no poder?.


miércoles

I


Cómo hace la gente que hace como que no pasa nada cuando pasan mil cosas en un segundo?
Cómo finge la gente que siente mil cosas pero parece que no siente nada?
Cómo viven los que dicen que no quieren vivir más?
Cómo se sigue eligiendo lo que ha desaparecido?

martes

Las cosas que perdimos en el fuego. Mariana Enríquez





Si bien el género no me gusta, el terror -seamos sinceros- nos intriga a todos. Aunque sea leyendo el título de una noticia de la sección de policiales. Aunque luego pongamos cara de asco y cerremos la nota. Aunque nos preguntemos "por qué leí esto si se que es un espanto?".
El espanto está cada día, cada hora, cerca. Es cotidiano, es intimo, es familiar.
Entonces está bueno sacar del encasillamiento porque el terror está a la vuelta de la esquina. Y Mariana Enríquez nos lo cuenta con lujo de detalles.
No pude evitar la cara de impresión con algunos cuentos, o pensar 'Ay! Por Dios'. La verdad es que uno atrás de otro te moviliza, te empacha el morbo.
Podría decir que no me gustó tanta repulsión pero no es así. Este libro me duró días, no pude dejar un cuento por la mitad. Una hoja mas y listo, nunca funcionó.
Pero me gustó porque las historias no terminan de manera convencional, te deja pensando. Te quedas con ganas, confusa, imaginando varias opciones. Y a mi me encanta eso.
No hay finales felices ni de los otros.
Hay escenas cotidianas, hay situaciones que vemos a cada rato aunque nos hagamos los desentendidos. Enríquez lo junta todo, lo asqueroso, tenebroso, la pobreza, miseria, maltrato, violencia, depresión, cero autoestima, flagelo, locura, fantasmas, casas abandonadas, adictos, videntes, deformados, travestis, pobres y putas. Ricos, chetos y raros.
Te lo junta todo y te hace 12 cuentos que wowwww!, no te dejan impasible.
La vida misma gente! Esa vida que a veces no miramos, que pasamos por alto.
Así que género de terror, no se. Sí hay suspenso, hay intriga, sí es policial, de amor, gracioso de a ratitos. Un humor raro igual. Y asco del bueno.

Lo cómico es como llegué a este título, resulta que cumplí años y los que me conocen saben que el regalo para mi es un libro o un cuaderno. Soy simple.
Fui a la librería a cambiar uno que tenía repetido y por todos lados me aparecía Las cosas que perdimos en el fuego. Ya había leído a la autora, Como desaparecer completamente y la tenía de unas notas en el diario, también.
No se si era estrategia de marketing o me perseguía, vaya uno a saber, la cuestión es que cada vez que miraba un título al lado estaba éste.
Entonces me lo llevé, porque tanto insistir...
El libro repetido?  Autobiografía de un yogui, osea. Nada que ver!!
Soy amplia de gustos.

Lo leyeron, leerían o ni en pedo?
Feliz última semana del año, que empiecen el 2017 de puta madre.

miércoles

Temblar

Quiero tenerte cerca,
no importa la circunstancia.
No importa si es sólo para mirarte
a la distancia. 
En la misma sala.
No me molesta compartir el tiempo
nuestro con otros, con ella.
Ella en tu pensamiento.
Porque ella ya no está pero está.
La que te enamoró, la que amaste.
Quiero tenerte cerca.
Porque casi que hacemos chispazos,
porque tu mirar tiene
magia.
Y la verdad que no tengo más nada que hacer.